MUN
MUN
MUN
Comparte tu relato

Todo en casa

Por Beatriz Martínez Baztán


Todo en casa

Quizás pueda parecer extraño lo que voy a relatar, pero la realidad es que yo viví los meses de confinamiento con verdadera felicidad.
Felicidad de estar con mi familia reunida, ya que estábamos en casa mi marido, mis dos hijas y yo.
Mi marido porque está jubilado y mis dos hijas, universitarias que estudian fuera, porque les pilló en Pamplona.
Yo soy profesora de un Instituto totalmente preparado para teletrabajar, así que estuve trabajando desde casa con total tranquilidad y con la ventaja de no madrugar tanto.
Mis hijas también daban clases on line, así que tampoco tenían problema.
Pasaba la mañana, cada uno con nuestras obligaciones y mi marido con sus cosas, que tiene muchas.
Comiamos juntos y charlabamos, todo un placer. A la tarde veíamos una película, hacíamos ejercicio, cenabamos. Cuándo habíamos estado toda la familia junta compartiendo tanto? Nunca.
Mis dos hijas y yo hacíamos ejercicio conectadas a la tv. Qué más se puede pedir, las tres mujeres compartiendo interés, espacio, sudor y amor. Fue realmente enriquecedor. Era el mejor momento del día.
Ahora, cuando hago ejercicio sola, porque mis hijas ya no están, recuerdo esos momentos y los añoro.
En ningún momento eché de menos salir de casa, todo lo tenía dentro.
Cómo no voy a recordar esos meses de confinamiento con añoranza y amor.

Ficha del relato

Autor: Beatriz Martínez Baztán

Edad: 59

Ocupación: Profesora de Instituto

Localidad de residencia:

Publicado el 10 Mar 2021