MUN
MUN
MUN
Comparte tu relato

Diálogos en cuarentena

Por Pau Cassany


Diálogos en cuarentena

Durante el confinamiento del año pasado, un amigo y yo empezamos un proyecto que titulamos «Diálogos en Cuarentena» y que nacía de nuestras inquietudes artísticas y del amor por la fotografía que ambos compartimos. Uno vive en Pamplona y el otro en Madrid. Nos conocimos días antes del cierre en un taller con el artista David Jiménez en el Museo Universidad de Navarra. Desde ese momento empezamos a enseñarnos las distintas obras que íbamos creando, ya que para los dos fueron días de mucha producción. Intercambiamos fotografías realizadas en la situación que estábamos viviendo, con las características que nos brindaba la misma. Un día se nos ocurrió dar un paso más y empezar un juego. La idea era que cada día uno debía mandarle al otro una fotografía sin ningún tipo de limitación. El otro debía contestarle con otra imagen como respuesta a la primera. 

El intercambio se producía siempre por whatsapp, por lo que la distancia no era impedimento para mantenernos en contacto todos los días. 

De esta manera se creaba un díptico que contenía un pequeño diálogo visual. Pensamos que la mejor manera de compartirlo era crear una cuenta en Instagram (https://www.instagram.com/dialogosencuarentena/)  y cada día subir el díptico realizado. En esos días de encierro fue una buena manera de llevar la situación ya que nos mantenía distraídos buscando la foto que mejor podía iniciar o responder el juego. Viéndolo ahora con perspectiva también nos damos cuenta de que iba muy ligado a los momentos concretos, los días que se anunciaba que se alargaba la situación, los momentos más críticos de la pandemia o también las alegrías que nos iba dando la desescalada. Este juego nos permitió mirar de forma distinta nuestra casa, ya que debíamos sacarle el máximo partido sin repetirnos y manteniendo el nivel de la propuesta.

Instagram se fue nutriendo de dípticos y nuestras amistades disfrutaban con la subida diaria. Se nos ocurrió que podríamos dar un paso más y hacer participar a la gente que nos estaba siguiendo. Por ello, ideamos una especie de concurso. Esta vez en vez de ser uno de los dos quien respondía al otro, lo podía hacer cualquiera a través de instagram. Nosotros subíamos una foto a primera hora y durante el día recibíamos las distintas propuestas. Al final del día elegíamos un ganador y lo publicábamos. 

Esta experiencia nos ha permitido llevar mucho mejor la situación de la cuarentena además de descubrir un mundo que quién sabe si en un futuro se puede transformar en algo. Lo que empezó siendo un juego se fue desarrollando y haciendo más grande. Cada díptico era una conversación visual entre dos personas, pero la cantidad de significados posibles era abismal, ya que cada uno de los espectadores lo podía leer desde su punto de vista personal y llegar a conclusiones distintas. Con la desescalada y la apertura de nuevo, se nos hizo más difícil seguir el ritmo que nos permitió la cuarentena, pero nuestra idea es seguir explorando y ver nuevas posibilidades.

Max Cochise y Pau Cassany

 

Ficha del relato

Autor: Pau Cassany

Edad:

Ocupación:

Localidad de residencia:

Publicado el 14 May 2021