MUN
MUN
MUN
Comparte tu relato

Por Jocasta Montero



Mi alarma con la covid-19 comenzó muy temprano, el 23 de febrero de 2020. Ese día hablé con mi mejor amiga, que es como mi hermana, y que vive en Italia donde empezó todo. Ella me mantenía actualizada sobre cómo avanzaba la enfermedad y de cómo lo vivía Italia. Me contaba que la situación era más grave de lo que se pensaba entonces, y yo comencé a tener miedo de que el virus llegara a España. Decidí actuar rápido… Dejé mi casa en Erratzu y me fui a buscar a mi marido a Pamplona. Él tenía en ese momento 79 años y estaba con nuestra hija en la ciudad porque le encanta ir a nadar todo los días al club. Cuando llegué le expliqué que tenía miedo de esa enfermedad y que él debía dejar de nadar por un tiempo. Lo mejor era que regresara conmigo al pueblo. Él accedió a irse conmigo a Erratzu pensando que sería solo por dos semanas y que la covid-19 no era más que una gripe. Poco tiempo después, cuando el virus llegó a España, entendió que en realidad se trataba de algo mucho más peligroso. Hoy es 28 de abril de 2021, mi marido tiene 80 años y nosotros seguimos en el pueblo, con nuestros animales, usando mascarillas y saliendo solamente a hacer las compras.

 

 

Ficha del relato

Autor: Jocasta Montero

Edad: 64

Ocupación:

Localidad de residencia:

Publicado el 28 Abr 2021